Helado al estilo tailandés: una tendencia que no conoce fronteras

La forma de este postre tailandés ilustra cómo los sabores y la innovación culinaria viajan más allá de las fronteras de su país de origen. En este artículo exploramos el helado tailandés.

Vivimos en un mundo en el que la globalización culinaria está cada vez más presente. En donde se conserva la esencia y de donde nacen nuevos conceptos. En este postre en particular se ha preservado el proceso de elaboración original; y se han desarrollado nuevos sabores y conceptos empleando ingredientes y sabores locales.

A pesar de no ser un concepto nuevo en Tailandia, se ha convertido en una tendencia en el resto del mundo, en donde continúa ganando popularidad y se ha expandido a diferentes países, como Colombia, España, Londres, Brasil y Estados Unidos por nombrar algunos.

El helado tailandés se consume regularmente en países asiáticos como Tailandia, Malasia, Camboya y Filipinas. El concepto es tan simple como su nombre, y consiste en rollos de helado que se sirven en una taza de helado. Permite la adición de innumerables toppings, lo que lo hace atractivo a la vista y al paladar. La manera de presentarlos no tiene límites, y es usualmente original y distintiva.

El proceso de elaboración es simple y solo toma un par de minutos. Se vierte una taza de mezcla a base de leche y con sabor en la plancha circular de metal extremadamente fría (para enfriar la plancha y alcanzar temperaturas bajo cero se usa hielo seco o refrigerante debajo de la misma).  Cuando la base se congela, la mezcla se manipula con paletas pequeñas como si fuese masa, y luego se extiende lo más que se pueda. Una vez que el helado cubre uniformemente la base circular, se empuja con una espátula y convierten las tiras de mezcla líquida en rollos congelados.

El helado tailandés en rollo ha demostrado ser una deliciosa opción para los clientes que buscan una experiencia diferente en postres. Mezclas liquidas en varios sabores, y una colección interesante de coberturas y toppings permiten que los clientes inventen y reinventen nuevos sabores. Según www.telemadrid.es, un recurso de difusión en español (España), la tienda Thai Scoops de Madrid, recientemente inaugurada, tiene 30 diferentes tipos de combinaciones de rollos de helado, y su menú continúa creciendo.

Algunos países les han dado su propio giro a los tipos de ingredientes utilizados en el helado tailandés.  En los Estados Unidos, por ejemplo, algunos de los ingredientes más populares son barras de caramelos clásicos. Y en algunos mercados Latinoamericanos, el dulce de leche es un ingrediente popular en las combinaciones de frutas y chocolate.

Además de su sorprendente apariencia y sabor, el aspecto visual del helado tailandés no es la única razón de su popularidad. El concepto de este postre helado también ha demostrado ser una forma divertida de entretenimiento. Las plataformas de redes sociales como Instagram muestran una serie de videos simpáticos e imágenes que muestran diferentes negocios compartiendo esta tendencia como una opción en su menú.

Hay innumerables “comidas callejeras” internacionales que han sido tendencia durante años, muchas de las cuales obtienen reconocimiento internacional por su singularidad en cuanto a sabor, textura y diseño. El helado tailandés enrollado le dio un toque especial a uno de los postres favoritos en el mundo. Con su innegable popularidad, considere esta tendencia como su próximo “postre innovador”.